Wednesday, December 12, 2007

Reunión familiar en Cuautla.

De vuelta por aquí, robándole algunas horas al sueño para escribir y ponerme al corriente con el blog.

Como saben, este pasado Domingo 9 de Diciembre asistimos a la celebración del 7° aniversario del Museo de la Caricatura y la Historieta ubicado en Cuautla, Morelos; en donde se rindió un homenaje a Gaspár Henaine "Capulina" quien no pudo estár presente en el evento por que en esa fecha salió de viaje, pero dejó una entrevista muy padre para todos los asistentes.


Además de sus servilletas, fueron invitados e igualmente homenajeados muchos de los grandes maestros de la edad de oro tales como José Cabezas (compadre de papá Oscar), José Luis Durán, Rubén Lara, Oscar González Guerrero y Oscar González Loyo, entre otros que formaban parte de Editormex Mexicana y con quienes tuvimos la suerte de convivir.



En su época, Editormex Mexicana editó varios títulos como Hermelinda Linda, Zor y Los Invencibles y Las aventuras de Capulina, títulos que alcanzaban volúmenes de ventas de varios miles de ejemplares... ¡Ya quisieran muchos hoy en día vender por lo menos la mitad!























Como parte de la nueva generación de artistas del cómic y la historieta, fué un deleite encontrarnos con el resto de la familia comiquera, y es que sucedió algo muy especial: Durante el homenaje se pidió que los galardonados dijeran algunas palabras, y resulta que cuando le tocó el turno a Oscar Jr. no pudo articular palabra pues el sentimiento de volver a ver reunidos a todos aquellos con quienes convivió en su infancia, todos los maestros que influyeron en él para convertirse en lo que ahora es no lo dejó decír nada; y es que en realidad sobraron las palabras, pues todos los reunidos comprendimos en ese instante, con el corazón, lo que quería decir.

















Ese instante fué una de las experiencias más importantes y bellas de mi vida, pues pudimos compartir algo muy precioso con todos, pero especialmente con Oscar pues con las anécdotas e historias de su niñéz nos transmitió el espíritu que pudimos reconocer, estuvimos en ese momento viviendo el instante con él. Fué un sentimiento de bienestar, de estar entre familia, y aunque no nos conociéramos personalmente estoy segura de que todos los asistentes compartimos el momento con la misma intensidad. Ahora me siento aún más unida a mis hermanos y hermanas de K!.



¿Saben una cosa? vi en la reunión de los antiguos maestros de la historieta, quienes se tratan como hermanos, el futuro de los K!: un futuro lejano en donde algún día, si el Gran Espíritu así lo quiere, estaremos reunidos celebrando como ellos a la historieta Mexicana y habrá también un grupo de jóvenes de la nueva generación que estará dispuesto a cargar la antorcha y a enriquecer el legado que generación tras generación ha sobrevivido a todas las pruebas, pues este espíritu está hecho con el más puro Amor, y todos sabemos que el amor es inmortal.




Es una verdadera lástima que muchos de los nuevos valores desprecien este espíritu, que piensen que el pasado no sirve para nada y que hay que cambiarlo... no se dan cuenta de que olvidar el pasado es desconocer el presente y condenar el futuro... no se dan cuenta de que ellos mismos se condenan al olvido.

3 comments:

Juan Fleites said...

Saludos, se que es un comentario muy leve, porque tienes anécdotas muy padres en tu espacio, pero me encanta la apariencia de tu blog, en especial las gamas verde secas que hay (verde secas según mi cerebro)...

altesan said...

hola, holaaaaaaaaaaa saludos rebe, que tu navida este plagada de buena vibra y el 2008 lleno de alegrias y tranajo

salu2

burro panbolero

STARK RUMBO A HYPERION said...

Guau!! que guapa más chava ;) buen espacio y reflexivo